¡¡Asúcar!! Cómo nos afecta su consumo

          Este año 2014, Eve Schaub recoge en su libro “Un año sin azúcar: la memoria”,descargaque le ha sucedido a ella y a su familia tras comenzar la aventura de no tomar azucares añadidos durante un año. Sorpresa! Eve se sorprendió como su salud física y la de su familia mejoró con creces.

Eve  comenta en su libro que tras el reto de un año sin azucar:

“Me sentía más feliz, más energética, y mucho menos susceptible a repentinos ataques de humor”.

Un testimonio de primera mano que viene a corroborar lo que investigaciones, no divulgadas lo suficiente, por intereses económicos, vienen confirmando.

El Dr.  Max Otto Bruker, investigador alemán, publicaba:

«Mi experiencia de decenios investigando sobre el azúcar blanco me permiten concluir que esta sustancia es capaz de crear un estado de adicción, del mismo grado que el ocasionado por drogas como la nicotina, el alcohol y el café. Existen estudios realizados en Estados Unidos que lo demuestran, pero que no se han hecho públicos por motivos económicos«.

El documental “Sobredosis de azúcar” emitió en La 2 de Televisión Española, explica los experimentos que se han realizado para averiguar como afecta a nuestro sistema nervioso, y cómo el azúcakick-the-sugar-habitr blanco provoca en las personas la misma reacción adictiva que con la nicotina, la cafeína….

http://www.youtube.com/watch?v=5PCyLDU9CZ4

     “Desintoxicarse” y cambiar de alimentación con premura es el reto social al que nos enfrentamos, aún a riesgo de toparnos de frente con la industria alimentaria y todo su peso.

     En la actualidad se habla de los 5 venenos blancos que incluimos de forma regular en nuestra dieta. Son llamados así por varios motivos: tiene poco valor nutricional, y afectan de forma perjudicial a nuestra salud (obesidad, hipertensión, diabetes, alergias, cáncer…)

     El Instituto Biológico de la Salud* dice que el azúcar blanco es “una sustancia química completamente artificializada. Una vez ingerida (y a diferencia de cualquier otro alimento) se transforma completamente en energía, sin dejar siquiera trazas de residuos: nada de proteínas, grasas, almidones, vitaminas, ni minerales. Es decir que aporta calorías vacías. Como otras sustancias químicas puras, la sacarosa excita el organismo con su carga energética inmediata, pero lo enerva y lo debilita, haciendo trabajar en vacío todo el aparato metabólico. Pero lo más grave es que para su metabolización el organismo debe emplear reservas orgánicas de vitaminas, aminoácidos y minerales, empobreciéndose. Las investigaciones (escasamente difundidas por cierto) indican que no solo el abuso, sino el simple uso de la sacarosa pura, predispone el organismo a las modernas enfermedades de la civilización. Indígenas de África y Asia cuando consumen azúcar refinado sufren las mismas enfermedades de los occidentales más golosos y sacarodependientes. Sin embargo en estudios hechos en Sudáfrica sobre muestras de orina de 2.000 trabajadores de plantaciones de caña de azúcar, no se hallaron trazas de glucosa pese a que en promedio mascaban 2 kg diarios de caña, o sea que ingerían unos 350g de azúcar. La explicación: mientras la caña mascada es un alimento natural y relativamente completo, el azúcar refinado es un producto extraño y nocivo para el organismo. Otras investigaciones realizadas en Africa e India muestran que la diabetes es desconocida en pueblos que no incluyen carbohidratos refinados en su dieta.

El azúcar blanco resulta particularmente nocivo para los niños, los ancianos y las mujeres, ya que roba del organismo calcio y sales minerales (sobre todo cromo). Esto sucede pues la sacarosa se une al calcio presente en la sangre, formando sucrato de calcio que se elimina por intestinos y riñones. También roba vitaminas y enzimas, necesarias para su desdoblamiento (la sacarosa es un disacárido que el organismo debe convertir en compuestos simples como glucosa y levulosa). Detallados estudios demuestran que cada vez que ingerimos sacarosa, para su metabolización agotamos reservas orgánicas de preciosos aminoácidos (triptofano y metionina), de vitamina B (sobre todo B5, B6 y B12), vitamina PP y minerales. De allí que se defina al azúcar blanco como un verdadero «ladrón» del organismo.”

Como alternativas a los azúcares refinados, y otros edulcorantes artificiales, tenemos las fuentes naturales de azúcares: las fructosas de la fruta, consumida fresca, que además aportan minerales, enzimas y vitaminas. De esta manera además  eliminamos los productos químicos nocivos y cancerígenos. Además, existen otros edulcorantes naturales beneficiosos para la salud, y especialmente indicados para diabéticos: la yerba dulce o stevia rebaudiana.

Las mejores chucherías para nuestros niños, sin esas manifestaciones hiperkinéticas debidas al aporte calórico rápido y vacío y a la posterior hipoglucemia, traducidas en falsos diagnósticos de TDAH, entre otras cuestiones,  pueden ser las de frutas secas o deshidratadas como las uvas pasas, dátiles, higos, peras, ciruelas… que al evaporar el agua la concentración de azucares naturales es más intensa; y las semillas  secas y frutos secos: pipas de girasol, maní, almendras, castañas de cajú o de pará, nueces, sésamo….

Consultar:

* http://www.institutobiologico.com/Azucar%20Blanco.htm

 

Finalizar una terapia

 

En nuestra tarea habitual como psicoterapeuta, revisamos todos los planteamientos que nos ayudan a entender a las personas con las que trabajamos para que alcancen su deseado bienestar.

Sumergiéndome en el concepto de guión de vida, qué es, cómo se forma y cómo afecta a las personas que vienen a consulta para hacer terapia, leí a Jose Luis Martorell (a quién también tuve el gusto ver en uno de sus seminarios).

Lo que más me sorprendió fue leer su conclusión sobre qué le ocurre a las personas que superan (o están en ello) un guión de vida, es decir, qué sucede cuando una persona termina su terapia. Me parece una síntesis muy acertada de lo que ocurre.

Creo que esta visión puede ayudaros a aquellos que estáis dudando si hacer terapia sirve, a aquellos que la inician esperando encontrar el paraíso de una felicidad embriagadora, y a aquellos que entienden que hacer terapia es “seguir los dictámenes de un psicólogo que cree saberlo todo”

Me permito, tras esta alusión, entonar el “mea culpa” y decir “que sólo sé que no sé nada”, ante la habitual vivencia, cuando algunas personas solicitan, al acudir por primera vez a mi consulta, aquello de  “doctora, ¿qué es lo que me pasa?,¿ qué es lo que tengo?”.  Es para mi un alivio imprescindible recordar que somos cada uno de nosotros los que realmente tenemos las respuestas a esa pregunta, y es nuestra labor  terapéutica ayudar a la persona a acceder a “lo sabido impensado”,  que lo puedan pensar, y decírselo a sí mismas. Como también señalaba Begoña Aznárez  “Que creamos no recordar no significa que no recordemos. Que no tengamos una historia que contar sobre nosotros mismos, sobre lo que nos ocurrió, no limita, ni mucho menos anula, las posibilidades de que aquello ocurriese.” Que creamos no saber la respuesta no quiere decir que no la sepamos, que no accedamos a nuestro guión de vida, no quiere decir que no tengamos uno, más o menos limitante.

Aquí os dejo este fragmento, como anunciaba más arriba. Espero que lo disfrutéis:

el-guion-tu-vida-miguel-benavent-b-L-hTDCrm

Cuando alguien comienza a vivir después de un guión, no entra en un estado de felicidad permanente –o mejor dicho, de obligación de estar feliz- […] la persona que abandona un guión comprueba que no se cumplen las expectativas catastróficas; expectativas que con mayor o menor intensidad duran todo el tiempo que la persona se toma ir estableciendo las bases de un nuevo modo de vivir. […]

Quizá no sea exagerado decir que más allá del guión se pasa de personaje a persona real.

Las personas reales tienen derecho a tomar decisiones autónomas, y por tanto se pueden equivocar. Peso se equivocan ellos, y pueden rectificar en lugar de sentirse obligados a seguir por un camino que ya demostró no ser bueno para ellos.

También tienen derecho a la intimidad, el más alto grado de relación entre personas en el que hay libre expresión de sentimientos, ideas, deseos y creencias, sin embargo, aceptar un ofrecimiento de relación íntima no es obligatorio y alguien puede rechazarlos. Pero el rechazo no les llevará al aislamiento, ni hará tambalearse su autoestima.

Las personas reales saben, o intuyen, que las caricias son un bien abundante, y que no hay que ser cicatero ni tacaño en darlas, pedirlas o aceptarlas. Las caricias proporcionan buenas sensaciones para vivir, y las personas reales son hábiles en obtenerlas.

El hecho de ser una persona real no le libera a uno de sufrimiento que producen las manifestaciones de la injusticia y la opresión; a veces es angustioso estar vivo, y las personas reales lo saben mejor que nadie. Tampoco se está libre del dolor por la pérdida de lo que a uno le es querido. Pero no provocarán, ni facilitarán, ni mantendrán, ni se regodearán en el sufrimiento y el dolor que les toque.

El ser una persona real no le hace uno más inteligente, pero sí más lúcido, y le concede el permiso para ser todo lo inteligente que su capacidad permita.

Después del guión una persona puede ser engañada –aunque con más dificultad que antes-, por un timador, por un idea, o por un líder, pero perderá la necesidad compulsiva de engañarse y ser engañado.

Después del guión, […]no se está solo sino con los demás. Es con los demás, cooperativamente, como podemosampliar la lista de personas reales, pues nuestra esperanza en vivir mejor no puede estar fundamentada en esperar que el mundo cambie a las personas, sino en que las personas cambien el mundo.”

El guión de vida. Jose Luis Martorell

Si queréis más información sobre procesos terapéuticos podeis contactar con nosotros.

M. Cruz Sánchez – Paulete Aragonés

 

¿Puedo morirme de la vergüenza?

«Si queréis saber por qué no he dicho nada, bastará con averiguar lo que me ha forzado a calla. Las circunstancias que rodean al hecho y las reacciones del entorno son coautoras de mi silencio. Si os digo lo que me ha ocurrido, no me creeréis, os echaréis a reír, os pondréis de parte del agresor, me formularéis preguntas obscenas o, peor aún, os apiadaréis de mí. Sea cual se vuestra reacción, bastará con hablar para sentirme mal ante vuestra mirada. 

De modo que callaré para protegerme, descubriré únicamente la parte de mi historia que sois capaces de soportar. La otra parte, la tenebrosa,  seguirá viviendo en silencio en los sótanos de mi personalidad. Esta historia sin palabras dominará nuestra relación, porque en mi fuero interno ya me he relatado, interminablemente, palabras no compartidas, narraciones silenciosas.

Las palabras son pedazos de afecto que transportan a veces un poco de información. Una estrategia de defensa contra lo indecible, lo que es imposible decir, lo que resulta penoso escuchar, acaba de establecer entre nosotros una extraña pasarela afectiva, una facada de palabras que permite mantener oculto un episodio inverosímil, una catástrofe en la historia que me repito incesantemente, sin decir palabra.

El no-compartir emociones instala en el alma del herido una zona silenciosa que habla sin cesar, como altavoz que murmura en el fondo de sí un relato inconfesable. Es difícil callarse, pero es posible no decir. Cuando uno no se expresa, la emoción se manifiesta con más fuerza aún sin las palabras. Mientras sufre un herido no habla, simplemente aprieta los dientes. Cuando lo no-dicho hiperconsciente no es compartido, estructura una presencia extraña. «Este hombre habla con naturalidad y, sin embargo, sé muy bien que habla para ocultar lo que no dice. » La represión organiza interacciones diferentes. En primer lugar, es inconsciente. Pero en los sueños surgen escenografías extrañas de las que proceden algunos enigmas que hay que descifrar.

El avergonzado aspira a hablar, querría decir que es prisionero de su lenguaje mudo, del relato que se cuenta en su mundo interior, pero que no os puede decir porque teme vuestra mirada. Cree que se morirá de vergüenza. Entonces cuenta la historia de otro que, como él, ha sufrido una fractura increíble.

Escribe una autobiografía en tercera persona y se asombra del consuelo que le proporciona el relato de otro con él, un representante de sí mismo, un portavoz. El hecho de haber dado forma verbal a su fractura, y de haberla compartido a pesar de todo, le ha permitido liberarse de la imagen del monstruo que creía ser. Se ha convertido en un ser como los demás, puesto que le habéis comprendido,¿y tal ver amado? La escritura es una relación íntima. Incluso cuando se tiene miles de lectores, en realidad se trata de miles de relaciones íntimas, porque en la lectura uno está a solas. “

                                                                                                                                   Morirse de vergüenza. Boris Cyrulnik

Así culminaba, hace ya algún tiempo, un intenso año de aprendizajes, de encuentros y desencuentros.

Mis oídos se dilataban con esa primera frase,  el silencio de la sala se hacía cómplice de los palpitantes brotes descubiertos en mi interior. Entonces entendí… Entendí las dificultades de las personas para comunicarse, para relacionarse… todo estaba ahí. En esa vergüenza agotada y agotadora que habita en el interior de las personas, esa desgarradora fuerza que araña el interior, que nos hiere, pero que soportamos mejor que cualquier rasgadura hecha en nuestra piel. Ahora entiendo vuestro miedo a mi mirada, a la de vuestros seres queridos.

De pronto, ante mi, apareció la llave para entrar en el más recóndito de rincón del alma.

Sólo con que a uno de vosotros, si,  sólo con que a ti, te despierte la chispa de la comprensión, de la autocomprensión, de la autocompasión… y te permita darte cuenta del miedo a mi mirada, que seas consciente de ello, en ese momento podremos compartir ese miedo a las miradas y juntos, poder superarlo: “cuanto mayor es la desgracia, más gloriosa la victoria” y más crecerá el escudo del orgullo en nuestro interior para protegernos de nuevo, de mi y de los demás.

Aún hoy, cuando releo estas palabras mi corazón se encoje, mi garganta se ahoga… cuantas veces más necesitaré releerlo.

Gracias Begoña por acercar a esta visión del otro, esta visión de las personas a las que intento ayudar cada día en terapia, y también, porque no decirlo, esta visión de mi misma también.

Image

Ejercitando nuestro cerebro

En los últimos años estamos asistiendo a una autentica revolución en los conocimientos sobre el cerebro, su funcionamiento y su relación con nuestros.

Antonio Damasio, en su libro «El error de Descartes», por contra a lo que planteó

Image

René Descartes, recordemos: «cogito ergo sum«, más conocido para nosotros como «pienso luego existo«; plantea que, «en el principio fue el ser, posteriormente el pensar; somos, luego pensamos». Como investigador en neurofisiología arguye que  «el cerebro y el resto del cuerpo constituyen un organismo indisociable integrado por circuitos reguladores bioquímicos y neurales que se relacionan con el ambiente como un conjunto, y la actividad mental surge de esta interacción».

Teniendo esto en cuenta, hoy quería hablaros sobre «Brain Gym«. Se trata de una serie de ejercicios corporales, concretamente son 26 ejercicios, gracias a los cuales nuestros cerebro se activa, involucrando a las conexiones neuronales necesarias para el aprendizaje. Son ejercicios muy sencillos que yo utilizo en mis cursos para facilitar la integración de los conocimientos que vamos adquiriendo.

Brain Gym es creado por el Dr. Paul E. Dennison y su mujer Gail E. Dennison, en los años 80, para resolver los problemas de lectura que presentaban niños y adultos. Dennison descubrió que cada tarea necesita una serie de habilidades físicas para ser realizada con facilidad. Demostró que integrar estas habilidades físicas mejoran enormemente no sólo la realización de la actividad sino la capacidad del cerebro y como consecuencia la mejora de la autoestima y la confianza en sí mismo del que consigue los cambios buscados.

Dennison plantea que cuando dejamos de mover nuestro cuerpo y lo bloqueamos estamos arrastrando también a nuestro cerebro también lo hace, bloqueando de esta manera a la capacidad de aprendizaje.

Lo que conseguimos con Brain Gym, de nuevo, es que el cerebro integre la información recibida; con otras palabras, que el hemisferios izquierdo y el hemisferio derecho del cerebro se comuniquen, acción que realizan gracias a la colaboración del cuerpo calloso. Si esta comunicación se interrumpe, por ejemplo por el estrés, o cualquier otro estado emocional, tomando las riendas de la situación el sistema límbico, zona regida por las emociones, con lo que el aprendizaje de los lóbulos frontales, queda mermado. Ene estos casos, no estamos hablado de lesiones cerebrales a nivel estructural, sino que que el cerebro está trabajando de forma disfuncional.

En nuestra práctica diaria constantemente estamos intentando ayudar a las personas a integrar todo su experiencia, ya sea en el ámbito académico, laboral o relacional. Neurofeedback, EMDR, Mindfulness… junto con Brain Gym son estrategias que utilizamos para ayudar a nuestros clientes a conseguir sus objetivos, mejorar su forma de funcionar en el mundo, y de esta manera que se sientan mejor a nivel emocional, consiguiendo que la autoestima de las personas mejore.

En post siguientes seguiremos hablando de Brain Gym, y algunos de sus ejercicios para que podáis utilizarlos de forma habitual y ayudéis a vuestro cerebro a sentirse pleno e integro.

«El movimiento es la puerta de entrada al aprendizaje»

P. Dennison (Fundador de la Kinesología Educativa)

Amarse a uno mismo

El otro día, una participante, de uno de mis grupos de autoestima, trajo al grupo un texto que ella creyó muy interesante relacionado con todo lo que estamos trabajado. Le propuse que lo leyera en clase. Así hizo.

Se trata de un texto, cuya autoría se le atribuye a Charles Chaplin. Dice así:

» Cuando me amé de verdad comprendí que en cualquier
circunstancia, yo estaba en el lugar correcto, en la hora
correcta y en el momento exacto y entonces, pude relajarme.

Hoy sé que eso tiene un nombre… AUTOESTIMA

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y
mi sufrimiento emocional, no es sino una señal de que voy
contra mis propias verdades.

Hoy sé que eso es… AUTENTICIDAD

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera
diferente y comencé a ver todo lo que acontece y que contribuye a
mi crecimiento.

Hoy eso se llama… MADUREZ

Cuando me amé de verdad, comencé a percibir como es
ofensivo tratar de forzar alguna situación, o persona, solo
para realizar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el
momento o la persona no está preparada, inclusive yo mismo.

Hoy sé que el nombre de eso es… RESPETO

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que
no fuese saludable…, personas, situaciones, todo y cualquier cosa
que me empujara hacia abajo. De inicio mi razón llamó esa actitud
egoísmo.

Hoy se llama… AMOR PROPIO

Cuando me amé de verdad, dejé de temer al tiempo libre y desistí
de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro.
Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero
y a mi propio ritmo.

Hoy sé que eso es… SIMPLICIDAD

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y
con eso, erré menos veces.

Hoy descubrí que eso es la… HUMILDAD

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y
preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es
donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez.

Y eso se llama…PLENITUD

Cuando me amé de verdad, percibí que mi mente puede atormentarme y
decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, ella
tiene una gran y valiosa aliada.

Todo eso es… SABER VIVIR!

No debemos tener miedo de confrontarnos…
…hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas. ”

Tras su lectura se hizo el silencio entre todos los participantes; poco a poco, el ambiente empezó a despertar, y las reacciones no se hicieron esperar.

¿Cuál ha sido la tuya? ¿Qué te ha hecho sentir? ¿Para qué te pueden servir estas palabras?

Compartelas con nosotros, igual que hizo nuestra compañera. Gracias Marisa.

M. Cruz Sánchez – Paulete Aragonés

Mindsight, Mindful

 

Daniel J. Siegel, en su libro «Mindfulness y psicoterapia» (2012), habla del proceso Mindsight que él traduce como «visión de la mente».  Explica que se trata de un proceso y de una forma de observar  e intercambiar la energía y la información de nuestra vida. Este proceso de Mindsight permite «entender de una manera más profunda nuestras relaciones con los demás, el funcionamiento del cerebro e, incluso, de la mente». Podemos llegar a este proceso de mindsight, a través del ejercicio de mindfulness, practicar la atención plena en el momento presente, ser consciente y estar conectado con lo que sucede en cada momento.

¿Para qué necesito atender conscientemente a lo que me pasa? ¿Qué tiene esto que ver con los acontecimientos que me suceden cada día? ¿Para qué me sirve ser mindful en mis relaciones personales y profesionales?

Seguro que algunas respuesta han aparecido automáticamente en tu cabeza; puede ser que otros pensamientos intrusivos, que no responden a estas preguntas, también hayan aparecido. Tal vez hayas notado alguna sensación física, en algún lugar de tu cuerpo, que sólo tú has notado, o incluso, puede que identifiques alguna emoción concreta, y tal vez, alguno de vosotros, haya tenido una reacción tan automática, como cerrar el blog, cambiar de postura, o mirar cuanto queda para terminar de leer este post que habéis empezado a leer…

Para responder a estas preguntas, te invito a que hagas un pequeño ejercicio. Pon una alarma en tu móvil (que no dudo que tendrás justo al lado) para que suene dentro de un minuto, cierra los ojos, y céntrate en tu respiración; sin intentar cambiar tu forma de respirar, simplemente, obsérvala.

¿Qué ha pasado? ¿Qué has sentido? ¿De qué te has dado cuenta en ese minuto? ¿Cuánto de fácil ha sido para ti? 

Ahora, si aún tienes activa tu curiosidad, intenta responder a las preguntas del principio…

¿Te animas a ser un persona mindful? Practica un minuto al día y observa que sucede.

Image

Si estas interesado en practicar mindfulnes y conocer sus beneficios, contacta con nosotros, para informarte del próximo grupo que se forme.